España exige una prueba de PCR negativa a los viajeros procedentes de países de alto riesgo

El ministro de Sanidad español ha confirmado que a partir del 23 de noviembre, todos los viajeros que viajen a España desde un país de alto riesgo deberán presentar los resultados de una prueba de PCR negativa (prueba Covid-19) de menos de 72 horas antes del inicio de su viaje.

Los colores del semáforo de la Union Europea se utilizan para determinar qué es considerado un país de alto riesgo. Esto afecta a los países que se encuentran en las zonas roja y naranja, y que han registrado entre 25 y 150 infecciones por cada 100 000 habitantes en los últimos 14 días.

En cuanto a la edad, es exactamente igual que  el formulario SPTH (Spain Travel Health),  donde cada formulario a completar es

personal y solo válido para un viaje.

Como parte de la verificación de documentos (Spain Travel Health-SPTH) que se realiza en los aeropuertos, se podrá solicitar al pasajero en cualquier momento que presente el resultado de la PDIA (prueba diagnóstica de infección activa).

El formulario SPTH hasta ahora solo ha sido válido para viajeros que entran en España a través de aeropuertos y puertos, y no para viajeros que entran en España por su propio transporte o tren.

El documento de respaldo del examen PDIA solo se acepta en original (es decir, sin copia), debe estar en español y / o inglés y puede presentarse en papel o electrónicamente. El documento debe contener al menos la siguiente información: nombre del viajero, número de pasaporte o DNI, fecha de la prueba, datos identificativos y de contacto del centro que realizó el análisis, la técnica utilizada y el resultado negativo de la prueba.

El único PDIA para el SARS-CoV-2 que se considera válido para entrar en España es una prueba de PCR. No se aceptan pruebas de diagnóstico, como pruebas de anticuerpos.

Las aerolíneas comprobarán todos los documentos correctos antes de la salida a España. Si a su llegada a España resulta que alguien no dispone de los documentos correctos, incluido el resultado de una prueba de PCR negativa, el pasajero será examinado en el aeropuerto, al igual que las personas que llegan donde la temperatura es demasiado alta, etc.

Si alguien no cumple con estas nuevas medidas, se pueden imponer multas que oscilan entre los 3.000 y los 600.000 euros.

< Back